martes, 27 de octubre de 2009

OFRENDAS DE HIERBAS A LOS DIOSES

OFRENDAS PARA EL DIOS

Todas las hierbas y flores de fuego como:

Sebal
Crisantemo
Boca de Dragón
Trébol
Lavanda
Pino
Hierbas y flores de olor fuertes o cítricas
Flores amarillas o rojas
Girasol
Conos de pino
Semillas
Cactus
Cardos
Naranja
Heliotropo
Cedro
Enebro común


OFRENDAS PARA LA DIOSA

Todas las flores y semillas del agua y terrestres tales como:


Camelia
Azucena
Ninfea
Tallos de Sauce
Flores Blancas o moradas
Jacinto
Magnolia
Brezo
Lila
Hierbas y flores olorosas
Ruda
Verbena
Olivo

Bendiciones!

ACEITES RITUALES

Los aceites se usan durante los rituales para honrar a la Diosa Madre y al Dios Padre, conectarse con la energía lunar e incluso para la purificación.

Para mezclarlos simplemente ponlos en un frasco, si sientes que son muy fuertes y que te irritan la piel, puedes rebajarlos con aceite de semilla de uva o aceite de almendras.

Unge el cuerpo antes de los rituales y celebraciones para conectarte con las energías de los Dioses o con las energías lunares.

Aceite para Sabbat
3 partes de pachulí
2 partes de almizcle
1 parte de clavel

Aceite de Luna llena I
1 parte de rosa
1 parte de jazmín
1 parte de sándalo

Aceite de Luna llena II
3 partes de sándalo
2 partes de limón
1 parte de rosa

Bendiciones!

ORACIONES DE BRUJAS

LA RUNA DE LAS BRUJAS

Oscura noche y brillante luna,
este y sur oeste y norte:
Escuchad de las Brujas la Runa,
y que mi alma la magia porte.

Tierra y agua, aire y fuego,
varita pentáculo y espada:
Trabajad en mi ruego,
y escuchad mi llamada.

Velas e incienso, caliz y cuchillo,
poderes de la daga del brujo:
Levantaos en vida yo os lo pido,
venid y ayudad en mi embrujo.

Reina del Cielo y la Tierra,
Astado cazador de la Oscuridad:
Enviad vuestros poderes a mi reino,
y haced verdad mi voluntad.

Por el poder de la tierra y el mar,
por la fuerza del sol y la luna:
Así es mi deseo, y así hecho será,
cantando de las brujas la runa.


LA RUNA DE LAS BRUJAS II

Oscura noche y brillante luna,
este y sur oeste y norte:
escuchad de las Brujas la Runa,
y que mi alma la magia porte.

Tierra y agua, aire y fuego,
varita, pentáculo y espada:
trabajad en mi deseo,
y escuchad mi llamada.

Cuerdas e incienso, látigo y cuchillo,
poderes de la daga del brujo:
levantaos en vida yo os lo pido,
venid y ayudad en mi embrujo.

Reina del Cielo y del infierno,
Astado cazador de la Oscuridad:
enviad vuestros poderes a mi reino,
y haced verdad mi voluntad.

Por el poder de la tierra y el mar,
por la fuerza del sol y la luna:
así es mi deseo, y así hecho será,
cantando de las brujas la runa.

Bendiciones!

ORACIONES A LA DIOSA

LA CANCIÓN DE LA DIOSA

Soy la gran made, adorada por toda la creación y y existente antes de su conciencia. Soy la fuerza femenina básica, ilimitada y eterna

Soy la casta Diosa de la Luna. La señora de toda magia. Los vientos y las hojas en movimiento cantan mi nombre. Uso la media luna sobre mi frente, y mis pies descansan sobre los cielos estrellados. Soy los misterios aún no resueltos, un camino recién acometido. Soy un campo no tocado por el arado. Regocíjense en mí y conozcan la plenitud de la juventud.

Soy la madre bendita, la amable Señora de las cosechas. Estoy vestida con la profunda y fresca maravilla de la tierra y el oro de los campos llenos de granos, Las mareas de la tierra son regidas por mi; todas las cosas se realizan de acuerdo a mi estación. Soy refugio y curación. Soy la madre dadora de vida, maravillosamente fértil.

Adórenme como la anciana sabia, guardiana del continuo ciclo de muerte y renacimiento. Soy la rueda, la sombra de la Luna. Gobierno las mareas de mujeres y hombres, y doy liberación y renovación a almas abatidas.

Aunque la oscuridad de la muerte es mi dominio, la alegría del renacimiento es mi regalo.

Soy la Diosa de la Luna, la Tierra y los mares. Mis nombres fortalezas son múltiples, Vierto magia y poder, paz y sabiduría.

Soy la eterna doncella, Madre de todo y anciana de la oscuridad y les doy bendiciones de amor ilimitado.


INVOCACIÓN A LA DIOSA I

Creciente de los cielos estrellados, Floreada de la llanura fértil, Fluyente de los suspiros del océano, Bendecida de la lluvia suave; Escucha mi canto, Ábreme a tu luz mística, Despiértame a tus poderes plateados, ¡Acompáñame en mi rito sagrado!


INVOCACIÓN A LA DIOSA II

Creciente de los cielos estrellados, Floreada de la llanura fértil, Fluyente de los suspiros del océano, Bendecida de la lluvia suave; Escucha mi canto, Ábreme a tu luz mística, Despiértame a tus poderes plateados, ¡Acompáñame en mi rito sagrado!


INVOCACIÓN A LA DIOSA III

Benigna Diosa, tu que eres la reina de los Dioses, la lámpara de la noche, la creadora de todo lo que es salvaje y libre; madre de mujeres y hombres; compañera del Dios carnudo y protectora de toda la Wicca: ¡Desciende, rezo, con tu rayo de poder lunar aquí sobre mi círculo!


ORACIÓN DEL ATARDECER DE LA DIOSA

Salve justa Luna, regidora de la noche, protégeme hasta el amanecer

Bendiciones!

ORACIONES AL DIOS

LA CANCIÓN DEL DIOS

Soy el radiante rey de los cielos, inundando la tierra con calor y estimulando la semilla oculta de la creación para que reviente en manifestación. Levanto mi brillante lanza para encender la vida de todos los seres y diariamente verter mi oro sobre la tierra, ahuyentando los poderes de la oscuridad.

Soy el Señor de las bestias libres y salvajes. Corro como el veloz venado y me elevo como el sagrado halcón en el reluciente cielo. Los antiguos bosques y tierras salvajes emanan mis poderes, y las aves del aire cantan mi santidad.

También soy la última cosecha, ofreciendo granos y frutas debajo de la hoz del tiempo, de tal forma que todo pueda ser alimentado, porque sin sembrar no puede haber cosecha; sin invierno no hay primavera.

Adórenme como el Sol de la creación de mil nombres, el espíritu del venado carnudo en tierras salvajes, la interminable cosecha. Vean en el ciclo anual de fiestas mi nacimiento, muerte y renacimiento, y sepan que ese es el destino de toda creación.

Soy la chispa de vida, el radiante Sol, el dador de paz y sosiego, y envío mis rayos de bendiciones para calentar los corazones y fortalecer la mente de todos.


INVOCACIÓN DEL DIOS I

OH gran Dios padre, bestia y hombre, pastor de cabras y señor de la tierra, te llamo para que vengas a mis ritos, en ésta, la más mágica de las noches, Dios del vino, Dios de la vid, Dios de los campos asiste a mi círculo con tu amor y envía tus bendiciones desde lo alto. Ayúdame a curar, ayúdame a sentir; ayúdame a producir amor y bienestar. Dios de los bosques, Dios de los claros herbosos acompáñame mientras mi magia es hecha.


INVOCACIÓN DEL DIOS II

Carnudo del desierto, alado de los brillantes cielos, irradiado del esplendoroso Sol, caído de los gritos del Samhain. Te llamo en mi círculo para que bendigas mis ritos místicos, ¡oh ardiente señor del brillante sol!


INVOCACIÓN DEL DIOS III

Antiguo Dios de las profundidades del bosque, maestro de la bestia y el Sol; aquí, donde el mundo es silenciado y duerme, ahora que el día está hecho. Te llamo en la forma antigua aquí en mi círculo, pidiendo que me escuches rezar y envíes tu fuerza solar.


INVOCACIÓN DEL DIOS IV

Resplandeciente Dios, tú que eres el Rey de los Dioses, señor del Sol, maestro de todo lo que es salvaje y libre padre de mujeres y hombres, compañero de la Diosa Luna y protector de toda la Wicca: ¡desciende, rezo, con tu rayo de poder solar aquí sobre mi círculo!


ORACIÓN DEL ATARDECER DEL DIOS

Salve justo Sol, regidor del día; elévate en la mañana para iluminar mi camino

Bendiciones!

LOS ELEMENTOS Y EL SIGNO DEL ZODIACO

La filosofía griega equiparaba los elementos con las facultades humanas, así:

Aire- Intelectual.
Fuego- Moral.
Agua- Emocional.
Tierra- Física.

Partiendo de esto, el Zodiaco clasifica sus signos en cuatro grandes categorías, según sus cualidades específicas:

AIRE: Géminis, Libra y Acuario.

FUEGO: Aries, Leo y Sagitario.

AGUA: Cáncer, Escorpio y Piscis.

TIERRA: Tauro, Virgo y Capricornio.

Los Elementos en el Zodiaco determinan el carácter y la forma de entender el mundo de cada signo. A grandes rasgos, si alguien es activo, impulsivo y con fuerte personalidad, se considera de la naturaleza del elemento Fuego; si es pragmático, constante y estable, es Tierra; si es mental y reflexivo, es Aire, y si, en cambio, es sentimental e imaginativo, se clasifica como Agua.

AIRE: GEMINIS, LIBRA Y ACUARIO
El elemento AIRE se asocia al pensamiento, la lucidez y la capacidad de relacionarse, por lo que los Géminis, Libra y Acuario destacan por sus facultades intelectuales.

Los signos de Aire se sienten orgullosos de su capacidad de pensamiento. Pretenden medirlo todo a través de la razón y necesitan encontrar una explicación lógica para todas las cosas. Al ser la mente su herramienta preferida, se pasan el día pensando, teorizando, reflexionando y lo hacen con una finalidad: poder compartir sus pensamientos con la gente de su entorno.

¿Qué sería de los AIRE sin la comunicación? Son buenos críticos, respetuosos con las ideas de los demás, muy sociables, pero se abstraen con facilidad en su propio mundo.

El concepto de Libertad es muy importante para ellos y su capacidad innata de pensar de forma abstracta les puede convertir en personas sobresalientes. La lucha de las personas Aire se establece, básicamente, entre lo que "debería ser" y lo que "es".

FUEGO: ARIES, LEO Y SAGITARIO
Aries, Leo y Sagitario pertenecen al elemento FUEGO, que simboliza la valentía, la fuerza y el ímpetu. Son personas que necesitan ideales por los que luchar y destacar por su propia personalidad.

Estamos ante uno de los temperamentos más fuertes y extrovertidos del Zodiaco. Las personas que pertenecen al elemento Fuego son dinámicas, vitales, entusiastas, originales y con una gran fuerza de voluntad. Poseen una gran confianza en sí mismas y una gran intuición, lo que les puede llevar, en algunos casos, a ser individualistas y a excluir al resto de seres humanos.

Son muy divertidos y positivos, eso sí, pero no piden ayuda a menos que sea absolutamente necesario y tampoco aceptan consejos. Prefieren guiarse por sus propias intuiciones que les hacen tener una visión muy personal de las cosas.

Pero el Fuego es la energía vital y estar a su lado puede ser estímulo de motivación.

AGUA: CÁNCER, ESCORPIO Y PISCIS
Como elementos AGUA, los signos Cáncer, Escorpio y Piscis ponen énfasis en las emociones y los sentimientos. Son personas sensibles, intuitivas y perceptivas.

Son los sentimentales del Zodiaco y como tales, no siempre es fácil entenderlos. Lo más importante para las personas Agua es vivir sumergidas en los deseos y en el amor, y su felicidad sólo llega con el control y el equilibrio emocional. Son tolerantes y muy adaptables. Parten de la idea de que todo el mundo es bueno y, si no, ahí están ellos para conciliar y suavizar las opiniones.

Al moverse en el mundo sentimental, muchas veces no pueden dar explicaciones claras de lo que les pasa, simplemente lo sienten así.

Tienen mucha facilidad para conectar con los demás, aunque, si adoptan la actitud pasiva y receptiva que tanto les caracteriza, pueden llegar a ser dependientes de otros.

TIERRA: TAURO, VIRGO Y CAPRICORNIO
El elemento TIERRA incluye a los signos Tauro, Virgo y Capricornio. Representa la razón, la perseverancia y la precisión, lo que da lugar a personas prácticas, realistas y escépticas.

Los signos del elemento Tierra necesitan tocar de pies en el suelo. Son personas pragmáticas, realistas, sólidas, sencillas y poseedoras de un gran sentido común.

Si hay una forma de ser o de comportarse fácil de entender, no cabe ninguna duda: es la de una persona Tierra. Encuentran una explicación concreta para cada cosa y no le prestan importancia a aquello que no tiene utilidad. Lo dicho: prácticos ante todo. Prefieren las cosas que se traduzcan en hechos concretos y se orientan siempre hacia lo tangible.

Buscan siempre la seguridad material, tienen paciencia y pueden soportar privaciones. La aventura no es lo suyo, tal vez porque en el fondo son inseguros. Pero gozan de un claro sentido de la justicia, la que les otorga lealtad.

Bendiciones!

LA MAGIA DEL CRISTAL DE CUARZO

Las piedras curan, protegen, ayudan a canalizar la energía en la meditación, ahuyentan las malas vibraciones y atraen las buenas.

Una piedra realmente interesante es el cristal de cuarzo.

FOCALIZA: Su poderosa acción en el campo energético de la persona levantando defensas y regenerando células.

NIVELA: La Energía desbalanceada en los meridianos, Ying Yang, causa de muchas enfermedades y restablece la salud.

MEJORA: La comunicación energética de la persona con otras y con el ambiente que la rodea magnéticamente, logrando así mayor influencia en los demás a todo nivel.

CLARIFICA: El pensamiento perfilando así la intuición.

INCREMENTA: El campo magnético de las personas volviéndola mas fuerte y estable tanto física como Síquicamente.

COOPERA: En el logro de maravillosas autocuraciones e increíbles curaciones a otras personas.

DEFIENDE: Pensamientos positivos hacia otras personas, así como sentimientos de amor misericordioso hacia la Humanidad, la naturaleza y el universo.

POTENCIA: La meditación alcanzándose niveles insospechados.

CANALIZA: Toda la vibración positiva a nuestro alrededor, a todo nivel y por lo tanto "canaliza la buena suerte hacia nosotros".

Cómo usar el Cristal de cuarzo:

Para facilitar la curación física, siéntate o túmbate en un lugar tranquilo y sostén durante un momento la piedra en tu mano o pónla sobre el área afectada.

Practica las técnicas de respiración profunda mientras sostienes la piedra y deja que actúe sobre ti.

Si deseas recibir los beneficios del cristal, llévalo en el lado izquierdo (mano, bolsillo).

Si se trata de proteger una cualidad específica, mejor en el derecho.

Si desea una curación o una protección de todo el organismo, recomiendo llevar la piedra encima, en el bolsillo, colgada del cuello o en cualquier otra parte, ya sea montada en una joya o suelta.

Existen collares, pendientes y pulseras realmente bonitos que están hechos con cristales sanadores y gemas semipreciosas.

Cuando los campos de energía del cristal y el ser humano interactúan, los enfocados patrones de energía estabilizadores del cristal afectan equilibrando el campo magnético en nosotros.

Bendiciones!

LAS 4 ESTACIONES

La Magia Wicca se basa en las 4 estaciones.

Primavera, Verano, Otoño e Invierno.

Marcan los 4 estadios elementales del Ser Humano.

Se asocian con los 4 elementos antes citados, y por lo tanto se trata de estaciones vinculadas al devenir cotidiano del hombre.

Estos cuatro ciclos naturales se corresponden con un desarrollo energético en el Planeta. En cada una de las estaciones existe y habita un ritmo vibracional propio y los celtas hace ya miles años los conocían y dominaban a la perfección. Pero los celtas no calculaban las estaciones como se hace en la actualidad. Y celebraban otras cuatro etapas en la vida coincidiendo con el tiempo de mayor algidez de cada estación.

De todas maneras, cada estación tiene su particularidad, de esta manera la Primavera es la ideal temporada para el florecimiento, el Verano para la expansión y la recolección, el Otoño es el tiempo de la reflexión y el Invierno, como tiempo de muerte, para la finalización y conclusión de todo aquello que se tiene pendiente, antes de que vuelva la Primavera.

En la Wicca, se deben aprovechar los ciclos de tres meses de cada estación, con sus puntos mas álgidos (es decir, las fiestas celtas) para adecuar los deseos e intenciones al ritmo vibracional del Planeta.

Los Wiccanos tienen Celebraciones en las cuales le rinden culto al Dios y a la Diosa, según la mitología y según la rueda del año dependiendo del hemisferio donde se encuentre este Wiccano, estos son los llamados Sabbats, y tambien tienen acontecimientos o días sagrados los cuales son los Esbbats que parecen 12 o 13 veces al año, las lunas nuevas y llenas.

También hay wiccanos que rinden culto a las lunas creciente y menguante. Estos días se utilizan para hacer cultos, rituales, trabajos y rezos, lo cual no significa que no podamos orar todas las semanas pero no tenemos días determinados para ellos, para esto usamos nuestros días mágicos.

En la actualidad, con el renacer del interés en las artes ocultas, gentes de toda condición se reunen durante la noche de luna llena para realizar rituales mágicos y para expresar a golpe de tambor su agradecimiento a la Diosa.

Es un acto divertido pero a la vez serio y fácil de organizar. Estas reuniones ayudan a retardar el frenético ritmo de la vida moderna, aunque sea sólo por unas horas, y nos ayudan a ponernos en contacto con nosotros mismos. También nos ponen en relación con las Artes Antiguas y nos recuerdan la necesidad de respetar a la naturaleza y a los otros seres humanos.

Bendiciones!

lunes, 19 de octubre de 2009

CUIDADOS ESPECIALES EN HERBOLOGIA

RECOLECCIÓN DE HIERBAS FLORES Y PLANTAS

Antes de cortar las plantas con el bolline, sintonízate con la planta a través de la visualización. Siente sus energías. Mientras las cortas di las siguientes palabras o algunas similares:

"Oh pequeña planta de (pon aquí el nombre de la planta)


pido que des de tu generosidad lo que pueda ayudarme en mi trabajo.


Hazte más fuerte con mi caricia, más fuerte y más poderosa.


Oh planta de (nombre)!"

Si es un árbol reemplaza con la palabra apropiada (por ejemplo árbol de roble). Suavemente, corta sólo lo que necesitas, y nunca de plantas muy jóvenes o más del 25% del brote.

En la base de la planta deja una ofrenda: una moneda de plata, una joya brillante, un poco de vino o leche, granos, un cristal de cuarzo, etc.

Cubre la ofrenda y la recolección habrá terminado.

ALMACENAMIENTO DE HIERBAS FLORES Y PLANTAS



Proceso de secado:

Selecciona y recoge las hierbas que desees, procura que sea en un día seco

Amarra las hierbas en pequeños manojos. En parejas de tal manera que el pedazo de cordón una los manojos.

Cuelga los manojos en una cuerda para ropa (tendedero). Nota: es importante que por la noche o cuando el clima esté húmedo, se cuelguen los manojos dentro de la casa. Si las hierbas adquieren humedad durante el proceso de lavado, entonces se volverán mohosas.

Si estás recolectando hojas o flores de una planta, entonces colócalas en una maleta de muselina para que se sequen.

Dale vuelta a los manojos todos los días, para que capten mucho Sol. Si no hay mucho sol y tienes que secar tus hierbas adentro, mantenlas a una temperatura uniforme.
Cuando los manojos estén secos, pasa las hierbas a través de un desmenuzador de carne/molino. Primero utiliza los cortadores gruesos y después los más finos.

Si se han secado de la manera apropiada, las hierbas deberán salir más o menos en forma de polvo.

Colócalos en botellas o en latas con tapa y mantenlas en la oscuridad. Estas se pueden mantener así durante años sin perder su color natural ni sus propiedades.

Bendiciones!


INVOCACIÓN A LOS ELEMENTOS

Aire, fuego, agua tierra,
elementos del nacimiento astral,
los llamo ahora, vengan a mi.

En el círculo debidamente formado
seguro de maldición psíquica o arruinamiento,
los llamo ahora, vengan a mi.

Desde la cueva y el desierto, el mar y la colina,
por la varita, el cuchillo, la copa y el pentáculo,
los llamo ahora, vengan a mi,
Esa es mi voluntad, ¡que así sea!

Bendiciones!

INVOCACIÓN A LOS GNOMOS

Rey invisible que has tomado la Tierra por sostén, que has abierto los abismos para henchirlos con tu potencia; tú, cuyo nombre hace temblar las bóvedas del mundo; tú, que haces correr los siete metales por las venas de la tierra.

Monarca de las siete luces, remunerador de los obreros subterráneos, llévanos al aire deseable y al reino de la claridad.

Nosotros velamos y trabajamos sin descanso, buscamos y esperamos por las trece piedras del Círculo Sagrado, por los tesoros que están enterrados, por el clavo de imán que atraviesa el centro del mundo.

Señor de la tierra: ensancha nuestros pechos, levanta nuestras cabezas; engrandécenos.

¡Estabilidad y movimiento¡ !Día envuelto en la noche¡ ¡Blancura perfecta! ¡Oscuridad velada por la luz! ¡Esplendor Dorado! ¡Corona de vivientes y melodiosos diamantes!

Tú, que llevas el cielo en tu dedo como una sortija de zafiro; tú, que escondes bajo tierra, en el reino de la pedrería, la simiente maravillosa de las estrellas, vive, reina y sé eterno dispensador de las riquezas de las que nos hemos hecho guardianes. !Ayúdanos¡

Bendiciones!

INVOCACIÓN A LAS ONDINAS

Reina impetuosa y terrible del mar; tú que tienes las llaves d las cataratas del universo y que encierras las aguas subterráneas en las profundidades de la tierra; Reina del diluvio y de las lluvias de Primavera y de las aguas torrenciales.

Tú, que abres los manantiales de los ríos y de las fuentes; Tú, que mandas a la humedad, que equivale a la sangre de la tierra, se transforme en savia de las plantas, te invocamos.

A nosotros, que somos móviles e inestables criaturas, háblanos en medio de las grandes conmociones del mar y temblaremos ante tu voz, háblanos en el murmullo de las aguas límpidas y ansiaremos el amor de tus manos.

¡Oh inmensidad, en la cual van a perderse todos los ríos del ser, que incesantemente renacen en ti!

Profundidad que te exhalas a las alturas, condúcenos a la verdadera vida por la inteligencia y el amor, llévanos a la vida por los caminos ocultos !Guíanos¡

Bendiciones!

INVOCACIÓN A LAS SALAMANDRAS

Inefable e increado rey y padre de las llamas primeras, que eres llevado en el carro veloz de los mundos que incesantemente giran; dominador de las etéreas inmensidades donde se levanta el trono de tu sapiencia, desde cuya altura todo lo descubren tus ojos penetrantes y tus oídos benditos todo lo oyen; atiende la invocación de quien amas desde el nacimiento de los siglos; porque tu áurea y gran majestad, resplandece por encima del mundo, del cielo y de las estrellas, y sobre ellas te levantas.

¡Oh fuego resplandeciente! Allí tú brillas y perduras en ti mismo, por tu propio esplendor y salen de tu esencia inacabables arroyos de luz que nutren tu espíritu infinito.

Este espíritu infinito alimenta todas las cosas y hace este tesoro inagotable de substancia siempre dispuesta para la generación que la elabora y que se apropian de las formas que tú te has infundido desde el principio.

De este espíritu toman también esos benditos gobernantes de tu reino que circundan tu trono y que formantu corte.

¡Protector de los bienaventurados mortales e inmortales! Tú resguardas sustancias que resultan maravillosamente semejantes a tu sabio pensamiento y a tu esencia venerable. Tu has concedido superioridad a los elementales que anuncian al mundo tus verdades.

Ardemos en la incesante aspiración de poseerte; tú que enciendes la llama de la vida !Bendícenos¡

Bendiciones!

INVOCACION A LOS SILFOS

Espíritu de luz, espíritu de sabiduría, rey increado, cuyo aliento da y recoge la forma de todos los seres:

Tú, ante quien la vida de todo lo creado es una sombra cambiante y un vapor que pasa; tú, que subes a las nubes y que vas llevado por las alas de los vientos; tú, que respiras y así pueblas los espacios sin fin; tú, que aspiras y todo lo que de ti sale a ti vuelve.

Movimiento sin fin en la estabilidad eterna, sé eternamente bendito.

Nosotros te invocamos y bendecimos en el imperio de la luz creada, de las sombras, de los reflejos, y de las imágenes, y sin cesar aspiramos a tu inmutable e imperecedera claridad.

Deja llegar hasta nosotros la luz de tu inteligencia, el calor de tu amor.

Entonces lo que es móvil será fijo, la sombra será un cuerpo, el espíritu del aire será un alma, el ensueño será una realidad.

Y nosotros no seremos ya arroyados por la tormenta, pues retendremos las bridas de los alados caballos de la aurora y dirigiremos la carrera de los vientos de la noche para volar ante tu presencia.

!Oh suspiro creador de todos los seres¡ En el flujo y reflujo de tu palabra que es el Océano Divino del Movimiento, ¡protegednos!.

Bendiciones!

PRECAUCIONES MÁGICAS

En la utilización de la magia siempre hay que tener precauciones en muchos de sus aspectos para no ser dañados en el transcurso de su uso.

A continuación están algunas de esas precauciones.

Descargar en la tierra la energía excedente:
Después de cualquier operación mágica, toda energía excedente debería descargarse en la Madre Tierra. ¡Siempre hay energía excedente! Por más que usted piense que ha irradiado bien la energía que ha generado, nunca puede liberarla toda. Piense que la emisión de energía es algo similar a cocinar. Por muy antiadherentes que sean sus cacerolas, siempre queda algo en ellas que hace necesario limpiarlas.

La energía mágica, si se deja abandonada a su suerte, finalmente morirá por no ser alimentada con reservas de energía nueva, pero entretanto puede ser muy perjudicial. Por haberlo vivido, estoy en condiciones de decirle que son situaciones que de ninguna manera querrá provocar. La energía mágica incontrolada puede hacerle sentir nerviosismo y desasosiego y quedar rondando su casa, dándole la sensación de estar acosado.

También puede volverse contra usted si cae en algún rincón de su casa en el que las pautas de energía son negativas, por ejemplo donde ha habido una discusión, y entonces llegará a estar cargada negativamente y errará libremente por la vivienda, buscando un sitio para asentarse.

Afortunadamente, la solución es simple. ¡Basta con descargar la energía en la tierra! El modo más fácil y popular de descargar la energía en la tierra es colocar las manos planas sobre la tierra o el suelo mientras visualiza la energía excedente saliendo de usted. Esto sólo le robará treinta segundos de su tiempo y puede ahorrarle muchos líos a largo plazo.

También puede descargar la energía hacia la tierra a través de la planta de los pies, descalzo o con zapatos. Simplemente siga el mismo procedimiento que utilizaría para las manos. Igual que con las manos, coloque los pies planos sobre el suelo y visualice la energía excedente bajando hacia sus pies y saliendo de usted.

Recuerde que las operaciones mágicas tienen lugar en última instancia en la mente y puede descargar con éxito la energía hacia la tierra aun cuando esté en un avión a diez mil metros de altura sobre la superficie del planeta. Desde su posición sedente, lleve toda la energía excedente hacia sus chakras. Mentalmente atraiga un haz de energía purificadora desde encima de usted y permítale que entre en su chakra de la coronilla y se filtre a través de él hasta su centro de la raíz. Mientras desciende, véalo llevarse toda la energía excedente, dejando cada chakra limpio, abierto y sereno. Permita que el haz continúe saliendo a través del chakra de la raíz y que descargue en las profundidades de la tierra debajo de usted.

Mantenga la visualización hasta que tenga la seguridad de haber expulsado toda la energía excedente.

Bendiciones!

ESCRIBIENDO TUS PROPIOS HECHIZOS

Escribir tus propios rituales y hechizos es una ventaja muy grande. Está bien poder utilizar hechizos encontrados en libros o de otros wiccanos pero cuando tú haces tu propio ritual este tiene un significado más profundo. Estás usando todo tu empeño y poder interno en el conjuro y el propósito es exactamente el que deseas porque tú mismo lo creaste.

Saber los básicos:
Saber lo que es la magia. Conocer diferentes maneras de como aumentar, dirigir y dejar la energía en la tierra. Saber como proyectar un círculo y saber como abrirlo. Conocer el perfil de un hechizo.

Saber la intención o el propósito:
¿Qué es lo que estás tratando de hacer? ¿Curar un dolor? ¿Incrementar tu concentración? ¿Celebrar un Sabbat? Antes de comenzar cualquier trabajo mágico, debes tener un sentido muy fuerte de lo que quieres del resultado del hechizo.

Conocer el mejor tiempo para trabajar el hechizo:
¿Sabes que tipo de magia se debe trabajar durante la Luna creciente o decreciente? ¿Cuál es el mejor tipo de magia para practicar en la Luna llena o en la Luna nueva? ¿Qué días de la semana son mejores para otro tipo de magia? Aprende cómo las fases de la Luna y los días de la semana afecta a los trabajos mágicos para que después sepas cuándo trabajar tu hechizo.

Saber las correspondencias:
Aprender que colores traerán cuáles resultados. Aprender un poco sobre las hierbas; qué plantas se pueden usar para propósitos mágicos. Aprender sobre la magia con imágenes y cómo trabaja. Aprender más sobre la magia de los elementos; qué elementos se pueden usar para un tipo de magia en especial.

Bendiciones!

SUCUBOS E INCUBOS

Súcubo viene del latín "succubus" (succuba="prostituta" succubare="yacer debajo") mientras que Íncubo procede también del latín "incubare" ("yacer encima").

Los íncubos y súcubos son espíritus demoniacos de carácter sexual, pertenecientes al imaginario popular y cuya creencia se generalizó durante la Edad Media, que mantendrían relaciones sexuales con los durmientes.

Según otras versiones los íncubos y súcubos son el mismo demonio transformado en hermosa mujer (súcubo), apariencia bajo la cual copula con un hombre y le arrebata el semen y luego se transforma en un varón (íncubo), dejando con esta forma preñada a una mujer (ya que según algunas creencias el demonio o los demonios no eran capaces de reproducirse naturalmente).

Los niños nacidos de esta unión serían más susceptibles a las tentaciones del demonio, deformes o contarían con habilidades mágicas (según una de las muchas leyendas acerca del nacimiento del mago Merlín, éste habría nacido de la unión de un íncubo y una novicia).

El tener hijos con retraso mental o alguna deformidad era señal de que uno o ambos padres eran demonios.

El tiempo que transcurriría entre que el súcubo copula con un hombre, roba su esperma y luego se transforma en íncubo para preñar a una mujer "explicaría" porqué el esperma del diablo es helado, según los más importantes tratados de demonología de la época.

Realmente, la figura de súcubos e íncubos se originó como explicación a las poluciones nocturnas y a la "parálisis del sueño".

En el campo médico psicológico se define "íncubo" como un sueño de contenido angustioso cuyas características principales son sensación de terror, angustia y asfixia; se tiene la sensación de estar completamente paralizado, acompañada de palpitaciones y sudor frío... pudiendo producirse poluciones involuntarias.

Este trastorno del sueño se asociaba en la antigüedad a la acción de seres demoniacos.

La apariencia de íncubos y súcubos varía, en general, tanto como la de los demonios. Suele representarse a los súcubos como mujeres seductoras. A menudo íncubos y súcubos son descritos con rasgos demoníacos, como cuernos, colmillos, alas o cola de punta triangular.

A partir del siglo XVI, la figura de un súcubo fuera de una posada indicaba que esta también funcionaba como burdel.

Según algunas versiones los súcubos femeninos no solo "roban" el semen de sus víctimas, sino que también absorben su energía, de hecho, según algunas leyendas una vez el súcubo ha elegido una víctima la visita todas las noches, absorbiendo su fuerza vital. De este modo, según los tratados de demonología podría adivirnarse que un súcubo visita a su víctima por las noches por el agotamiento físico que el hombre sufriría durante el día, pudiendo la influencia del "demonio" conducirlo incluso a la muerte.

También se consideraba que los íncubos y súcubos elegían sus víctimas preferentemente entre los miembros del clero (Paracelso consideraba los conventos de monjas verdaderos "nidos" de íncubos).

Los súcubos más conocidos (por los ya mencionados tratados demonológicos de la época, entre los que destaca el "Malleus Maleficarum" o "Martillo de las Brujas") serían Lilitu (Lilith) , Abrahel, Baltazo, Bietka, Filotano, Florina Vasordie y Mancierinio.

Lilith o Lilitu es la más conocida de todos los demonios-súcubos y a menudo fue considerada "reina" de estos ; realmente tiene su origen en un espíritu del viento perteneciente a la mitología mesopotámica, siendo acentuado por la mitología cristiana su carácter demoniaco (aspecto que ya poseía), y convirtiéndola la primera mujer de Adán, que habría renunciado a Dios al no someterse a su "marido" y se habría transformado en demonio femenino.Se decía también que Lilith o Lilitu gustaba de seducir a los artistas para que la utilizasen como modelo en sus creaciones, especialmente en obras de motivos religiosos.

Bendiciones!

LAS CONQUISTAS DE ZEUS

Zeus, dios supremo en mitología griega clásica, es conocido, además de por su poder y su mortifero rayo, por sus numerosas conquistas y la descendencia resultante de éstas.

La mayor parte de las veces estas conquistas, uniones o violaciones simbolizan la "sumisión" de las diversas "diosas madre", diosas o ninfas locales al nuevo orden patriarcal, en el cual la divinidad suprema era masculina.

Por un lado, en todas las mitologías encontramos que un dios masculino destrona a las divinidades primigenias, la más importante de las cuales suele ser una "diosa madre". En la mitología sumeria tenemos a Marduk, que vence y asesina a la diosa Tiamat...en la mitología griega tenemos primero a Crono ( y antes que él a Urano y a Gea, cuya historia es en esencia la misma, razón por la cual la obviaré en este artículo), quien obliga a Rea a soportar que devore a los hijos de ambos.

Sin embargo Crono es vencido por su propio hijo, Zeus, quien cuenta con la ayuda de su madre.

Posteriormente la abuela de Zeus, Gea (o su propia madre, Rea) su rebela contra él con ayuda de los Gigantes, lo cual da origen a la Gigantomaquia, la lucha entre los dioses olímpicos y los Gigantes, la cual vencerían Zeus y sus aliados, simbolizando este episodio probablemente una rebelión del orden matriarcal preexistente contra el patriarcado.

En otro mito, Zeus viola a Rea, su propia madre, cuando esta le prohíbe casarse y transformada en serpiente trata de someterlo a sus designios.

Sin embargo, transformado en serpiente macho, Zeus la viola lo cual refleja también la "sumisión" de la primitiva diosa de la Tierra al nuevo dios masculino y probablemente esté relacionado con la usurpación por parte del patriarcado de las ceremonias agrículas y funerarias que hasta entonces habían estado reservadas únicamente a las mujeres.

La prohibición que hace Rea a Zeus acerca de contraer matrimonio puede estar relacionada con el hecho de que hasta entonces ni mujeres ni hombres practicaban la monogamia y el hecho de contraer matrimonio era un método de control sobre la sexualidad femenina para el nuevo patriarcado.

Zeus se convierte así en dios supremo, lo cual simboliza el triunfo del patriarcado sobre el matriarcado y, aunque sigue habiendo diosas, estas pasan a estar subordinadas al poder de Zeus, del que se las hace hijas o amantes.

Una de las titánides (diosas de primera generación), Metis, es engullida por Zeus tras yacer con ella y posteriormente de la cabeza de este último nace la diosa Atenea.

Al engullir a Metis (debido a un oráculo que profetizaba que cualquier hijo de un dios con ella destronaría a su padre) Zeus adquiere su sabiduría...así el mito convierte la sabiduría en una prerrogativa masculina, mientras que por otro lado hace a Atenea (cuyo culto era anterior al de Zeus) hija del dios supremo del Olimpo.

Zeus elimina a los Titanes en la Titanomaquia, y engulle a Metis, titánide del cuarto día, asociada al planeta Mercurio, la cual era regente del conocimiento y la sabiduría...de esta forma la sabiduría pasa a ser un atributo propio de Zeus.

Con la titánide Temis ("ley de la naturaleza") engendró a las Horas (las Cuatro Estaciones) y las Moiras (las Parcas), mientras que con Mnemosine (la memoria), otra titánide, engendró a las Musas (que en un principio eran solo tres y posteriormente su número aumentó a nueve y a las cuales anteriormente al triunfo de Zeus se consideraba hijas de la Madre Tierra y el Aire).

En la mitología clásica Zeus se desposa con su hermana Hera, a la que seduce transformándose en un cuco y logrando así que, compasiva, ella lo acoja entre sus pechos.

Hera ("dama") era una diosa madre prehelénica y probablemente su matrimonio (en algunas versiones obligado) con Zeus conmemore la conquista de Creta y la Grecia Micénica.

De la unión de Zeus con Hera nacieron Ares, dios de la Guerra (aunque según otras versiones éste nació, al igual que su hermana Eris, la discordia,cuando Hera tocó cierta flor) y Hebe, la cual fue copera de los dioses hasta que Ganimedes ocupó su lugar.

Homero considera a Hefesto, el dios del fuego y la forja, hijo de Zeus y Hera, pero la versión más extendida es que Hera lo concibió sóla, sin intervención masculina, celosa de que de la cabeza de Zeus hubiese nacido Atenea.

Las frecuentes aventuras amorosas de Zeus y los consecuentes celos de Hera, quien en los mitos finalmente siempre perdonaba a su marido y dirigía su venganza a las numerosas amantes y descendientes de éste, son probablemente también una "degradación" de la diosa que se ve subordinada a los deseos de su esposo, aunque también se les podría considerar castigos inflingidos por la diosa madre a sus sacerdotisas o representantes por "abandonar" el culto matriarcal y someterse al poder de Zeus.

Afrodita, cuyo mismo nombre significa "nacida de la espuma" fue convertida en hija de Zeus y Dione (una titánide u oceánide que primitivamente fue una diosa de la Tierra, semejante a Rea, también considerada esposa de Zeus- y por tanto asociada a Hera- en mitos primitivos).

Sin embargo, el nacimiento de Afrodita de la espuma del mar (lo cual la conecta con Eurínome, la diosa creadora del mito pelasgo) fue en un principio espontáneo, pasando después a considerarse nacida de la espuma provocada en el mar por los genitales de Crono y más tardiamente de la unión de Zeus y Dione, subordinándola así al orden patriarcal.

De la unión de Zeus con su hermana Deméter nacieron Core/Perséfone y Yaco (aunque algunas versiones hacen a este último fruto de la violación de Deméter por parte de Poseidón convertido él en semental y ella en yegua, el cual es de nuevo un mito que ilustra el triunfo del nuevo orden patriarcal y la apropiación de los misterios de la agricultura, de la cual era diosa Deméter).

Con Selene, diosa personificación de la Luna (de hecho era la "Madre" en la tríada compuesta por Diana, la Doncella, Selene, la Madre y Hécate o Core/Perséfone, la diosa en su aspecto de Anciana o Hechicera) se decía que tuvo a Pandia aunque probablemente en un origen esta fue hija de Pan (de quien posteriormente se hace esposa a Selene) personificación del primitivo dios salvaje de los bosques, de la virilidad y de la fertilidad masculina en su unión ritual con la diosa de la Luna.

También, según algunos mitos, Selene dio a luz al famoso León de Nemea (al cual dio muerte y cuya piel portó a partir de entonces el héroe Heracles -Hércules-), el cual habría caído de la Luna tras la unión de la diosa con Zeus.

Con Eurínome, diosa pelasga de la creación que posteriormente pasó a ser considerada una oceánide, se le hizo padre de las Carités o Gracias (quienes en realidad son una personificación de la triple diosa) y del dios fluvial Asopo.

Con la oceánide Pluto tuvo a Tántalo, quien divulgó los secretos divinos y dio de comer a los dioses la carne de su hijo Pélope, crímenes por los que fue condenado al eterno tormento en el Tártaro, sumergido en un lago, bajo un árbol de ramas repletas de frutas. Cada vez que Tántalo, desesperado por el hambre o la sed, intentaba tomar una fruta o beber algo de agua, éstos se retiran inmediatamente de su alcance, mientras que sobre su cabeza pendía una roca que amenzaba con aplastarle.

Con Maya, la mayor de las pléyades, diosas de las montañas hijas de Atlas y Pléyone, Zeus tuvo al dios Hermes. Ésta Maya probablemente esté relacionada con la diosa de la primavera Maia, a la cual los romanos dedicaron el mes de Mayo.

Con Electra, otra de las pléyades (no confundir con la hija de Agamenón y Clitemnestra, hermana de Orestes) tuvo a Dárdano (fundador de la estirpe real troyana), Iasión y Harmonía (aunque esta última es hija de Afrodita y Ares en la anterior versión, tebana)

Con Leto tuvo a los gemelos divinos Ártemis y Apolo se le hace padre, con Eris, diosa de la discordia, de Limos, el Hambre, aunque en un principio había sido engendrado sólo por ella.

Sin embargo Zeus no solo tuvo amantes entre las diosas, sino que también se unió con ninfas y mortales.

Se dice que la primera mortal amada por Zeus fue Níobe, hija de Foroneo (quien según algunas leyendas fue el primer hombre sobre la tierra), y que de esta unión nacieron Pelasgo, el ancestro de los pelasgos, primitivos habitantes de Grecia, y Argos, el epónimo de la anterior ciudad de Foronea a la cual puso su propio nombre

Con la reina Alcmena, cuyo nombre significa "poder de la Luna" de lo cual podemos deducir que en usus orígenes se trataba de una diosa lunar , tuvo a Heracles.

Según la leyenda, Zeus adoptó la forma de Anfitrión, el marido de la reina, para yacer con ella y de hecho ella creyó que era hijo de su propio esposo hasta que Tiresias, el adivino, le reveló la verdad.

Con Antíope tuvo a Anfión y Zeto y con la ninfa Calisto, perteneciente al cortejo de Artemisa tuvo a Arcas, el antecesor de los arcadios. Calisto ("la más bella") fue transformada por Zeus en osa, para esconderla de la celosa Hera, pero fue muerta por Ártemis, quien le disparó una de sus flechas, por haber violado su voto de castidad.

Según Higinio Zeus había seducido a Calisto bajo la forma de Artemisa, por lo cual, cuando la diosa sorprendió a Calisto bañándose en un río y advirtió que su vientre había crecido, preguntándole el motivo Calisto le replicó que era culpa suya y Artemisa, enfadada por la respuesta, transformó a Calisto en osa y la expulsó de su cortejo.

Zeus convirtió a Calisto en la constelación de la Osa Mayor y su hijo, Arcas, fue criado por la pléyade Maya y según algunas versiones a su muerte habría sido transformado en la constelación de Boötes, "el guardián de la osa".

En otra ocasión, tomando la forma de un águila, raptó a la ninfa Egina, quien dio a luz a Éaco, que se convertiría en rey de la isla que tomó el nombre de su madre (Egina) y a su muerte fue designado como uno de los jueces del inframundo, en el Érebo.
Transformado en lluvia fecundó a la ninfa Himalia y de su unión nacieron Esparteo, Cronio y Cito, mientras que con la ninfa Talía fue padre de los Palicos.

Con Carme se hizo a Zeus padre de Britomartis, una diosa cretense y con Dánae, hija de Acrisio, el rey de Argos, a la cual fecundó en forma de lluvia dorada, tuvo al héroe Perseo.

Con Elara, a la cual escondió bajo la Tierra para que no sufriese la ira de su esposa Hera, tuvo al gigante Tytus o Ticio, el cual a veceses considerado hijo de Gea, debido a su nacimiento de la Tierra.

Con la princesa argiva Ío, a quien convirtió en ternera para esconderla de Hera, tuvo a Épafo, quien fue rey de Egipto y a Ceróesa, quien a su vez sería madre de Bizante (quien según el mito sería el fundador de la cuidad de Bizancio, convirtiendo así su origen en argivo).

Con Europa, princesa fenicia a la que se consideraba descendiente de Ío y a la cual raptó en forma de toro tuvo a Minos, el legendario rey cretense, Radamantis (estos dos fueron convertidos posteriormente en jueces del inframundo, junto con Éaco) y Sarpedón.

Con Lamia, reina Libia, tuvo a varios hijos, pero estos fueron devorados por su madre en forma de monstruo. Según algunas versiones Hera le quitó a sus hijos y la transformó en un monstruo con cuerpo de serpiente y cabeza y pechos de mujer que raptaba a los niños, mientras que en otras versiones se transformó en monstruo por la pena de haber perdido a sus hijos o los devoró una vez transformada en monstruo.

Con Laodamía tuvo a Sarpedón, rey de Licia, nieto del anterior Sarpedón hijo de Europa y Zeus, aunque hay autores que consideran que es el mismo personaje y lo hacen vivir tres generaciones.

A Leda, la esposa de Tindáreo, rey de Esparta, Zeus la sedujo en forma de cisne. Resultante de esta unión Leda puso un huevo (o en otras versiones dios) del que nacieron Helena, Clitemnestra y los Dióscuros: Cástor y Polideuco (Pólux), pero tan solo Pólux y Helena son considerados hijos de Zeus, siendo los otros dos descendientes de Tindáreo.

En otras versiones no es Leda sino Némesis, diosa de la justicia y la venganza, la seducida por Zeus en forma de cisne y por tanto madre de Helena y los Dióscuros

Con Mera, hija del rey argivo Preto, tuvo a Locro y con Taigete a Lacedemón, esposo de Esparta y rey de la ciudad que luego tomaría su nombre (Lacedemonia, que posteriormente se conocería como Esparta).

Con Casiopea, esposa del rey Cefeo de Etiopía (con el cual tuvo a Andrómeda), se decía que Zeus fue padre del joven Atimnios.

Otra de las amantes de Zeus fue Sémele, madre del dios Dioniso, a quien la celosa Hera, disfrazada de nodriza, convenció de que su amante era tan solo un hombre normal; de esta forma en su siguiente encuentro con Zeus Sémele le rogó que le demostrase que era un dios apareciendo en todo su esplendor, y al hacerlo Sémele murió abrasada por los rayos que la divinidad despedía. Aún así Hermes fue capaz de salvar al hijo de ambos y lo cosió al muslo de Zeus, del cual nació Dioniso ("Dos veces nacido").

Se dice que más tarde Dioniso rescató a su madre del Hades y la hizo inmortal dándole el nombre de Tíone ("la ardiente") y según otras versiones Sémele fue la fundadora de la raza negra, una vez subió a los cielos, ennegrecida como estaba por los rayos de Zeus.

Estos son los principales "raptos" o "conquistas" de Zeus, los cuales, como ya hemos dicho, simbolizaban realmente la suplantación de cultos a diosas o ninfas locales por el nuevo orden patriarcal. Como ya hemos visto, de estas uniones a menudo se hacía nacer al epónimo de una ciudad, creando así un pasado y una linea de descendencia patrilineal.

Bendiciones!

SIGNIFICADO NUMEROLOGICO DEL NOMBRE

1: Precursor, líder, obstinado y ocasionalmente egocéntrico. Riqueza material, soledad, aislamiento.

2: Pasivo, receptivo, amable, sensible, persuasivos. Poderes psíquicos.

3: Número de la suerte. Extrovertido, creativo, ingenioso, extravagantes en ocasiones e incapaz de perseverar durante largo tiempo en una sola cosa.

4: Responsable, leal, trabajador, buen organizador, ángel guardián, imparcial, pagan un alto precio por sus éxitos logrados.

5: Radical, rápido, curioso, impulsivo, odia atarse a algo. Es el número uno en el sexo, puede conducir a problemas en las relaciones.

6: Armonía, belleza, sinceridad, afecto. Creativo, artista, ocasionalmente agitado o engreído.

7: Estudioso, místico, consciente de su dignidad, dueño de si mismo, parece retraído, les cuesta traducir sus pensamientos en palabras.

8: Intuición, prosperidad, organización. Sólido, fuerte, fértil, éxito debido al trabajo duro, pueden parecer pesimistas.

9: Intelectual, idealista. Fortaleza, autodisciplina, ambición. Pueden mostrarse celosos y volubles.

11: Idealista. Intensa vocación por su trabajo y sufre ante el destino de otros.

22: Este número incorpora las cualidades y atributos supremos de los demás números.

Bendiciones!

DIAS DE PODER OLVIDADOS

Los días festivos nos ayudan a medir el tiempo. Nos sirven para asegurarnos de que las estaciones cambiantes nunca se acabarán. yo pasé una gran parte de mi niñez en una granja y tomé conciencia del ritmo de las estaciones a una edad muy temprana, de modo que era lógico que, como adulto, quisiera aprender más sobre la religión wiccana, orientada a la naturaleza. Me fascinaban especialmente los ocho principales días festivos wiccanos: Imbolc, Ostara, Beltane, Litha, Lughnasadh, Mabon, Samhain y Yule. A estos festivos se les suele llamar los "Ocho días de poder".

Desde la antigüedad, ha habido culturas y religiones del mundo entero que han observado muchos otros días especiales. Muchos más. En la mayoría de casos, estos días de poder olvidados ya no se observan, o han sido parcialmente absorbidos por otras tradiciones religiosas, culturales o nacionales.

Estas festividades olvidadas son días que en otros tiempos fueron importantes hitos de la rueda del año. La esencia de algunos de ellos todavía permanece con nosotros, pero muchos han quedado eclipsados por otros días festivos. En otros casos, los cambios en los sistemas de calendario han hecho que las sociedades modernas se olviden de estos antiguos festivales. Cuando me ha sido posible, he incluido hechizos o rituales para realzar su significado.

Recuerda que éstas son sólo algunas de las antiguas festividades que solían celebrarse. Hay muchas por redescubrir.

7 de enero: El retorno del sol.

En el norte de Europa se creía que en este día el poder del Sol comenzaba a regresar y que los animales se agitaban durante su hibernación. Para observarlo, brinda por el retorno del Sol con bebidas a base de cereales o de frutas (la cerveza o la sidra serían una buena elección). O ponte delante de una fogata por la mañana y haz un hechizo de prosperidad. Acaba tu ritual poniendo una muñeca de trigo o de cascabillo de maíz en el fuego para ayudar a alimentar la energía del Sol fortalecedor.

21 de marzo: La creación del tiempo.

Muchos ocultistas creen que éste fue el día en que el Poder Divino creó el Sol, la Luna y las estrellas, con lo cual, éste sería el día en que comenzó el tiempo. Si éste no es motivo suficiente para honrar a este día, también hay otros rituales que tienen lugar hoy y que son dignos de notarse.

El año nuevo iraní suele observarse en este día y es rico en simbolismos. La gente siembra pequeños platos de trigo o semillas de lentejas, y los brotes representan el Nuevo Año y la llegada de la primavera. En las mesas se colocan huevos pintados de colores pastel, frutas y pasas. Si quieres seguir la costumbre iraní, puedes poner una ramita curvada y torcida en tu altar para simbolizar que la vida da muchas vueltas.

Un día magnífico para revisar tus propios deseos y objetivos. ¿Te has mantenido en el camino que elegiste? Si no es así, piensa en qué momento te desviaste y vuelve a intentarlo. Ordena tu hogar emocional y espiritual, para enfrentarte a la próxima estación con confianza renovada.

15 de junio: Las fogatas del verano.

Desde la antigüedad, mediados de junio era un momento importante en el calendario, usado para "guiar" en su camino al Sol, que alcanzaba su punto más alto en el Solsticio de Verano. En esta celebración se hacían hogueras y la gente cantaba alzando los brazos en señal de gratitud. Se encendían ramas con formas circulares y se las hacía rodar montaña abajo.

Estos ritos continuaron hasta bien entrado el siglo XX. Mi madre recuerda que en el pueblo griego en el que vivía de pequeña se realizaba este ritual solar. Los hombres del pueblo encendían aros en la hoguera y luego saltaban a través de ellos como una forma de purificación. Los aros en llamas simbolizaban, naturalmente, los rayos sanadores del Sol.

Para crear tu propio rito solar, enciende una gran vela de color naranja en tu altar. Rodéala de cuatro velas votivas amarillas. Al encender la vela naranja, di: "Arde vela y deja que retorne el Sol". Enciende las velas votivas, una para cada estación, y luego di: "Arded velas y dejad que cambien las estaciones". Mirando fijamente las velas encendidas, piensa en cosas en tu vida que deseas energizar (amor, amistades o cualquier otra actividad). También puedes usar este ritual para purificar instrumentos mágicos.

13 de Agosto: El día de Diana.

Los romanos dedicaban este día a honrar a su querida deidad, Diana. Grande, poderosa, Diana es una figura de diosa guerrera. Ella es la compasiva protectora de los desfavorecidos. Como diosa de la Luna, también se la identifica con las mujeres, el parto, los cazadores, los animales y todos los lugares rurales. La sanación y el éxito están también bajo sus poderes.

Ya que los árboles son sagrados para Diana, invoca su espíritu en una zona boscosa. Planea una comida al aire libre. Sirve carne y frutas. Tras tu banquete, haz un hechizo para el bienestar general y el éxito. Dale las gracias a Diana por escucharte dejándole un pequeño regalo en la rama de un árbol, por ejemplo un adorno con forma de animal o de medialuna.

Acaba el día visitando huertos o puestos de venta de productos agrícolas. Éste es un día especialmente agradable para los niños: llévalos a una feria de pueblo para que puedan ver animales, las conservas alimenticias y los vegetales, todo lo cual tiene un significado especial para Diana.

Bendiciones!

HECATE: SEÑORA DE LAS ENCRUCIJADAS

Hecate, la Anciana, es la diosa grecorromana guardiana y patrona de las brujas. Ella todo lo ve y es sumamente sabia.

Diosa griega del mundo subterráneo, mucho más antigua que el resto de los dioses del Olimpo. Su día sagrado es Hallomas o Halloween, que se celebra el 31 de octubre en el Hemisferio Norte. Es la víspera de Todos los Santos cuando se dice que los espíritus de los muertos caminan por la tierra y desaparecen los límites entre la vida y la muerte.

En algunos círculos, Halloween es el Año Nuevo de las brujas. Es la época del año ubicada entre el otoño y el solsticio de invierno, “cuando el sol comienza su viaje hacia la oscuridad”. El verano y sus cosechas quedan atrás y llega el momento para retirarse al interior de las casas, frente al fuego del hogar, en una actitud más introspectiva.

Para el calendario celta esta época es conocida como Samhain y es uno de los festivales del fuego. Por eso se lo celebra con el encendido de hogueras.

Como la madre de las brujas, Hécate representa la magia y la elaboración de hechizos. En muchas tradiciones, se la representa con tres cabezas (que pueden ser de diferentes animales como león, perro y yegua) o acompañada por un sabueso de tres cabezas como mascota (el Can Cerbero, guardián del Mundo Subterráneo).

Los adoradores de Hécate solían dejar su estatua en las encrucijadas, de manera que mirase a los tres caminos al mismo tiempo. Esto es una manifestación de su carácter de Diosa Triple (doncella, madre y vieja) y forma diversas tríadas como en el caso de Artemisa-Selene-Hécate y Perséfone (Kore)-Deméter (Ceres)-Hécate. Esta triple naturaleza de la Diosa fue utilizada en los principios de la iglesia católica para presentar sus enseñanzas del Padre, Hijo y Espíritu Santo, análogos a la Doncella, la Madre y la Bruja. El atributo de sabiduría de la Bruja pasó al Espíritu Santo quien, en su aparición a los apóstoles en Pentecostés les impartió sabiduría espiritual para que pudieran salir a predicar.

Otro paralelismo entre la cristiandad y la Triple Diosa son las tres Marías que aparecen en la tumba donde Cristo resucitó: María, la Virgen; María de Bethania, la esposa de Cleofás, y María Magdalena.

Está relacionada también a la sangre menstrual que originalmente era considerada sagrada y misteriosa. El nombre Hécate deriva de la diosa-comadrona egipcia Hequit, Heket o Hekat. El Heq era el matriarcado tribal del Egipto predinástico, presidido por una mujer sabia. Heket era una diosa con cabeza de rana conectada con el estado embrionario en el que el grano muerto se descomponía y comenzaba a germinar. Era también una de las comadronas que asistía cada mañana al nacimiento del sol.

En Grecia, Hécate era una diosa lunar, una de las trinidades originales conectada con las tres fases de la luna que gobernaba el cielo, la tierra y el submundo. Hesíodo, en la Teogononía, dice que era hija de dos Titanes: Asteria, una diosa estelar, y Perses, ambos símbolos de la luz brillante. Asteria era a su vez hermana de Leto, madre de Apolo y Artemisa. Una tradición anterior la contempló como una diosa más primitiva y la hizo hija de Erebo y Nix (noche). Una tradición posterior afirma que era hija de Zeus y de Hera y que enfadó a ésta por robarle su colorete para regalárselo a Europa.

En un principio, los griegos helénicos hallaron difícil incluir a Hécate en su panteón. No obstante, y a pesar de no encontrarse entre los dioses del Olimpo, retuvo su dominio sobre el cielo y la tierra y el submundo, lo que hizo de ella la otorgadora de riquezas y de las bendiciones de la vida.

Experta en el arte de la adivinación, concede a los mortales sueños y visiones que, si se interpretan correctamente, les proporciona una mayor claridad para resolver sus problemas.

Debido también a su asociación con Perséfone, está conectada con la muerte y la regeneración. Su presencia en el mundo subterráneo era la que otorgaba a los prehelénicos la esperanza del renacimiento y la transformación, como opuesta a Hades, que representa la inevitabilidad de la muerte.

Por estar en el cruce de caminos puede mirar al pasado al presente y al futuro. Entre sus numerosas sacerdotisas estaban Medea y Circe. Sus árboles sagrados eran los tejos y los álamos negros. Como “perra negra” su estrella es Sirio y se la asocia también con los perros que ladran a la luna.

Cuando Hécate aparece en nuestra vida, nos dice que ha llegado el momento de desarrollar nuestro lado intuitivo e inspirado. La intuición y el conocimiento son capacidades que muchas mujeres han ocultado y temido. Ponerlas en práctica sin temor es una tarea en la que necesitamos de la asistencia de Hécate para poder aceptar que se trata de un conocimiento que va mucho más allá de lo que llamamos “sentido común” y que puede utilizarse de forma creativa y curativa.

Hécate también es propicia para tratar problemas relacionados con el envejecimiento, la muerte y la vida en el más allá. Hécate, como Diosa de la Muerte y de la Regeneración puede ayudar a hombres y mujeres a entender que la muerte corporal es parte del proceso natural. Como Bruja, la figura de Hécate muestra el hecho de que a medida que la gente envejece puede mantener sus capacidades y una hermosa apariencia.

Su sabiduría nos muestra que podemos volver a métodos más antiguos y naturales de curación, sin dejar de recurrir a la medicina moderna. Podemos invocarla para transformar nuestros miedos. Es imprescindible recurrir a ella y recibir su asistencia durante el período de la menopausia. Podemos interpretar que “las subidas de calor” son en verdad “oleadas de poder” que nos recuerdan el poder de la sangre roja que está dentro de nosotras.

Hecate está asociada a estas hierbas: menta, ajo, diente de león y ciclamen. A su vez, se le relaciona con el roble y el sauce, así como también con muchas plantas venenosas, por ejemplo el acónito, la belladona, la mandrágora y la cicuta. Estas últimas 4 hierbas a veces son llamadas "funestas", es decir, pueden provocar la muerte por su toxicidad, así que no es cuestión de juego andar tratando con ellas.

Hécate, a la que Zeus honró sobre todos y le procuró espléndidos regalos: la suerte de participar en la tierra y el mar estéril. Ella también obtuvo en lote la dignidad que confiere el estrellado cielo y es especialmente respetada por los dioses inmortales.

Todavía ahora, cuando alguno de los hombres de la tierra los propicia, celebrando magníficos sacrificios según costumbre, invoca repetidamente a Hécate.

Muy fácilmente obtiene gran honor aquel cuyas súplicas acepta complaciente la diosa, y le concede prosperidad puesto que está en su mano. Pues cuantos nacieron de Gea y Urano y obtuvieron honras, ella posee el lote de todos ellos.

Al que ella quiere, grandemente le asiste y ayuda; en el juicio se sienta junto a los venerables reyes, y en el ágora hace destacar entre la gente al que ella quiere. O cuando armados de coraza marchan los hombres hacia la guerra destructora de hombres, allí la Diosa asiste a los que quiere decididamente concederles la victoria y encumbrarles de gloria.

Es capaz de asistir a los nobles que quiere y con igual capacidad, cuando los jóvenes compiten en juegos, allí los asiste y ayuda la diosa; y el vencedor en fuerza y capacidad, fácilmente y contento se lleva un magnífico premio y proporciona gloria a sus padres.

A los que trabajan en el mar intransitable y elevan sus súplicas a Hécate y al resonante Ennosiego, fácilmente la ilustre diosa les concede abundante pesca y fácilmente se las quita cuando parece segura si así lo desea en su corazón.

Es capaz de aumentar el ganado en los establos junto con Hermes, y en cuanto a las manadas de bueyes, los extensos rebaños de cabras y las majadas de lanudas ovejas, si así lo desea en su corazón, multiplica los pequeños y disminuye los numerosos.

Así, aunque es unigénita, de madre, goza de gran respeto entre todos los Inmortales, por sus prerrogativas. Zeus la hizo criadora de los jóvenes que después de ella vieron la luz de la Aurora que a muchos alumbra. Y así, desde siempre, es criadora de la juventud y estas son sus atribuciones.

Asociada a la brujería, cuando se mostraba a alguno, lo espantaba de tal manera que la mayoría de las veces moría de miedo. Era invocada contra los amores deshechos y tenía el don de atraer o matar al amante que se había alejado del ser amado.

Es protectora de los que litigan ante los tribunales, de los atletas y de los políticos. Protectora y nodriza de los niños pequeños.

Todo lo misterioso y fantástico esta relacionado con ella. Es la que preside ciertas formas de magia y adivinación.

Se la celebraba con las llamadas cenas de Hécate, que estaban preparadas a base de comidas de pescado y otros mariscos. Forman un rito de purificación.

Para celebrarla podemos reunirnos y cantar: Somos las mujeres viejas. Somos las nuevas mujeres. Somos las mismas mujeres, más sabias que antes.

Invoca a esta diosa para obtener sabiduría, conocimiento y protección.

Bendiciones!

sábado, 17 de octubre de 2009

ORACION PARA LA LUNA LLENA II

"Madre Luna que vives de noche,
que nos envuelves con tus rayos de plata.

Señora del silencio y la oscuridad,
que nos muestras el camino para que no tropecemos
y nos iluminas la tierra sobre la que caminar,
ahora que estás en la cumbre de tu poder
te rendimos honores.

Aleja de nosotros cualquier tipo de mal,
protege a quienes amamos,
neutraliza a nuestros enemigos,
danos paz, salud y prosperidad."

Bendiciones!

ORACION PARA LA LUNA LLENA I

"Maravillosa Señora de la Luna,
tu que das la bienvenida al anochecer
con besos plateados.

Señora de la Noche y de todas las magias,
quien recorre las nubes en cielos ennegrecidos
y vierte luz sobre la fría Tierra.

Oh, Diosa Lunar, la creciente,
quien hace y deshace sombras,
reveladora de misterios pasados y presentes,
quien atrae los mares y gobierna las mujeres.

Madre Lunar, infinitamente sabia,
doy la bienvenida a tu joya celeste
en el creciente de tus poderes
con un rito en tu honor."


Bendiciones!

ORACION PARA LA LUNA NUEVA

"Empequeñeces y te desvaneces, Madre Luna,
tu tiempo de anciana está al llegar,
tu cara está arrugada y llevas el abrigo de invierno,
te invito a compartir mi cena ritual.

Anciana bendita, los siglos han pasado,
y cada invierno ha sido más duro que el anterior.
Encuentra un lugar donde acogerme, Anciana y Madre,
y recuérdame que comparta mis bendiciones con los demás."

Bendiciones!

LA MAGIA LUNAR

Al hablar de magia en Wicca nos referimos a las energías creadoras que existen en la naturaleza, al poder de la aurora, de los ríos, de los animales y las plantas, la magia es la energía perfecta cíclica y armónica que hace que las cosas sucedan en el universo.

El mundo Antiguo está cubierto de magia, mitos y leyendas que nos revelan entre sombras verdades eternas, misterios sagrados que esconde la naturaleza. Uno de los pueblos amantes de la Luna fue la celta. Los celtas conquistaron el mundo antiguo desde el siglo quinto antes de Cristo hasta el segundo de nuestra era, heredando a toda Europa y después a América profundos conocimientos y gran amor por la señora de los cielos, la Luna.

Para los druidas -los magos y sacerdotes celtas- la Luna representaba el aspecto femenino de la naturaleza, la consideraban de forma simbólica, como la madre y esposa co-creadora del universo junto con el Dios padre, el Sol; por lo que la religión de los celtas reverenciaba a la Diosa y el Dios como divinidades complementarias que dieron origen a toda la creación.

Sin embargo en algunos aspectos la Luna cobraría gran importancia en el mundo antiguo al ser la primera forma de que el hombre podía leer el tiempo. Al observar los ciclos de la Luna entendieron los cambios de la naturaleza, los ciclos de la mujer y los momentos de las cosechas, convirtiéndose así en una representación cosmológica de los ciclos de la vida del ser humano.

Los celtas al igual que los nativos norteamericanos y los mayas marcaron su vida con la Luna, elaborando y siguiendo un calendario conformado por trece luna llenas que corresponden a lo que nosotros conocemos como un año solar. Cada Luna llena está asociada con las cosechas, los vientos y los cambios estacionales, presentando así características específicas que permiten diferenciar una lunación de otra. Para los pueblos antiguos, y hoy para los brujos y brujas wicca, cada Luna del año es una celebración que nos invita a reflexionar y a entender nuestro lugar en la Tierra. De acuerdo con las diferentes tradiciones los nombres de las Lunas del año pueden variar, pero han conservado siempre una estrecha relación en su significado.


Los antiguos rituales celtas que llevan a cabo los druidas, no se han perdido del todo; actualmente la wicca o nuevo paganismo, busca recuperar las viejas tradiciones de adoración y amor a la naturaleza al revivir en los corazones a la Diosa mediante los rituales de la Luna.

Los brujos y brujas wicca celebramos a la Luna llena trece veces al año y a la Luna nueva cuatro veces (en los equinoccios y solsticios). Estas fechas son consideradas momentos muy propicios para un reencuentro con la Diosa, la magia natural y el reino de las hadas. Los rituales de la Luna, esbats o aquelarres de los tiempos antiguos eran, al igual que hoy en día, reuniones de mujeres brujas o practicantes de la antigua religión celta) que bailaban, cantaban y recitaban poesía bajo la hermosa Luna llena en los bosques de Europa.

La magia tenía lugar en estos momentos sagrados en que las mujeres se acercaban a la Diosa madre y rogaban su ayuda para sanar alguna enfermedad, mejorar la cosecha, tener hijos o alcanzar dones espirituales, nada tenía que ver con demonios muerte o maldad, como nos han hecho creer durante tantos siglos. Wicca busca en la actualidad recuperar los antiguos rituales y reconectar a los hombres y a las mujeres, con las energías femeninas, con el amor, la ternura, la compasión y la espiritualidad que tanta falta le hacen al mundo de hoy en día.


La magia lunar está relacionada con las diferentes fases por las que transita la Luna durante un periodo de 28 días, como una forma de conectarnos con nuestros propios ciclos internos y con los cambios que vivimos diariamente en el mundo. Para dar un uso mágico a los ciclos de la Luna tomaremos en cuenta ocho estadios.

El primero corresponde a la Luna nueva o la Luna obscura, representa el vacío, las posibilidades infinitas que se esconden bajo la tierra fértil antes de que la semilla sea plantada. Este momento de la Luna está relacionado también con el reino de las hadas en el folclore celta ya que ya que se considera un tiempo propicio para sumergirse en la oscuridad de la noche y entrar en contacto con los espíritus de la naturaleza. Los hechizos más comunes en esta fase son los relacionados con la meditación, la contemplación y el autoconocimiento.

El segundo estadio corresponde a la media Luna creciente, representa el inicio de la energía, la semilla que ha sido plantada en la tierra.

El tercer estadio o fase lo llamaremos cuarto creciente, representa las primeras hojas que dan origen a una planta, los hechizos más comunes en esta fase son los relacionados con el crecimiento y la fuerza que nos impulsa hacia nuevos horizontes.

El cuarto estadio es la Luna convexa, representa el momento del capullo o la planeación de aquello que deseamos lograr.

El quinto estadio es la Luna llena, la plenitud de la flor que se abre a la vida, es el mejor momento para la magia, la fuerza, cargarnos de energía y abrirnos al amor, la belleza y la espiritualidad. En este momento se llevan a cabo los rituales de la Diosa.

La sexta fase es la diseminaste representa el fruto que se obtiene después de la floración, es un buen momento para fortalecer los éxitos logrados y metas alcanzadas.

La séptima fase corresponde al último cuarto menguante es el momento de la caída del fruto maduro, nos conecta con la capacidad de soltar y disfrutar de las ganancias pasadas.

El octavo y último estadio o fase es la balsámica, representa la semilla que vuelve a la tierra. Los rituales de renacimiento nos conectan con la última morada del ciclo de la Luna.

Bendiciones!

INFLUENCIAS DE LA LUNA

Para la mayoría de los practicantes de Wicca y de los partidarios neopaganos, la Luna es más que meramente un satélite natural cubierto de cráteres que gira alrededor de la Tierra y que ilumina las noches. La Luna es indispensable porque ella tiene una conexión mística con la magia.

Para una magia lunar con éxito hay que tomar en consideración lo siguiente:

1.- Todos los hechizos y rituales que atraen deben realizarse cuando la Luna está en su fase ascendente o creciente.

2.- Todos los hechizos y rituales que eliminan deben realizarse cuando la Luna está en su fase descendente o decreciente.

3.- Todos los hechizos y rituales que implican el elemento fuego deben efectuarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del fuego: Leo, Aries y Sagitario.

4.- Todos los hechizos y rituales que requieren el elemento tierra (tal como la curación de Gaia) deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas de la tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

5.- Todos los hechizos y rituales que incluyen el elemento aire deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del aire: Gemelos, Libra y Acuario.

6.- Todos los hechizos y rituales que implican el elemento agua deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas: Cáncer, Escorpión y Piscis.

Descubre el significado de cada fase lunar y sincronízate con los ritmos de la naturaleza. Aprende cuándo debes comenzar un hechizo y como funcionará el mismo en esa fase, revisa los esbats a celebrar según la fase, aprende a desarrollar y terminar cualquier proyecto o actividad que te propongas.

Las fases lunares se producen por la interacción entre los movimientos del sol, la luna y la tierra.

En un año la luna realiza trece recorridos en torno a la tierra, es decir trece lunaciones.

Cada lunación tiene una duración de 28 días aproximadamente.

Normalmente, conocemos cuatro tipos de fase lunar, que son la Luna Nueva, Cuarto Creciente, Luna Llena y Cuarto Menguante. Pero como la Luna demora aproximadamente 28 días en repetir sus fases, ella pasa no sólo por las cuatro antes mencionadas, sino que por infinitas fases intermedias a las cuales la tradición no les ha puesto nombre. Este es el motivo de que los astrónomos, se refieran a las fases lunares en porcentaje de iluminación. De ese modo, la luna nueva es 0%, la llena es 100%, y tanto creciente como menguante son 50%.

Aquí va una explicación más detallada de cómo influencia la Luna distintos ámbitos de la vida y cómo aprovechar al máximo estas influencias.
LUNA NUEVA
La luna nueva es la luna oscura. En ella se dan los procesos oscuros del alma, donde se hallan los misterios más profundos. Es como el útero materno donde todo es oscuridad. Es momento de recogimiento, y sus rituales tienen que ver con la muerte y transformación espiritual, con el karma y las vidas pasadas. También se incluyen aquí los hechizos de protección y destrucción de males en general. En esta fase, algunas personas prefieren hacer sólo meditación.

LUNA CRECIENTE
Es el momento en el cual la Luna comienza a crecer de nuevo, redoblando su luz y proyectando energía creativa a todas las cosas vivientes. Amor: Día positivo para comenzar relaciones, compromisos y casarse Mente: Este es el mejor día para hacer planes, ponerse objetivos y metas y para echar a andar cualquier proyecto Salud y belleza: Muy buen momento para hacerse tratamientos de belleza y médicos. Esta fase acelera el proceso de sanación después de una cirugía. ya que disminuye el peligro de hemorragias

La luna creciente es para procesos de crecimiento, para trabajar con los valores de la doncella. Para sembrar, para iniciar nuevos proyectos, para invocar las cosas que queremos. Rituales de curación, de belleza, fertilidad, poesía, inspiración, amor.

Se pone a prueba lo que se inició durante la Luna Nueva, por lo que es el momento para hacer cambios y reforzar lo que se pidió. Buen período para: Amor: Tomar contacto con personas que no has visto hace tiempo Mente: Encontrar direcciones y números de teléfono extraviados. Poner al día tu correspondencia. Salud y belleza: Cortarte las puntas del pelo si quieres que te crezca rápido

Es tiempo de nuevos comienzos, nuevos proyectos que necesitan crecimiento, expansión de ideas y su materialización.

Este es un tiempo productivo luego del cual verás los frutos de tu esfuerzo. Resultados positivos para: Amor: Comenzar relaciones, hace planes y comprometerse a largo plazo. Es un período positivo para casarse y comenzar una vida junto a la persona amada. Mente: Empezar nuevos proyectos y poner a trabajar las ideas Salud y belleza: Tratamientos médicos y de belleza

Está representado por el lapso que transcurre desde la luna nueva hasta llegar al primer cuarto de luna llena. Este es el momento apropiado para realizar los rituales de curación, de magia positiva y los hechizos que aumentan el amor, la buena suerte, el crecimiento de cualquier tipo, el incremento del deseo sexual y de la riqueza.

PRIMER CUARTO CRECIENTE
Es tiempo de germinación, comienzo y actividad.

SEGUNDO CUARTO CRECIENTE
Es tiempo de crecer desarrollarse y organizar cosas que ya existen.


LUNA LLENA

La luna llena (dura aprox. 3 días) tiene el tiempo ideal para proyectar las energías psíquicas, para sentirlas y desarrollarlas. Si la luna nueva era "recogimiento", la luna llena es "expansión" y "plenitud". Aquí caben todos los hechizos que sirvan para que sucedan cosas positivas, para amor, fertilidad, prosperidad, abundancia, adivinación, curación, creatividad, para perfeccionar ideas y proyectos, para celebrar, bailar y regocijarse en la vida. Es un momento de máxima energía para actuar hacia afuera. Para captar sus energías no es necesario "hacer" hechizos o rituales; también se puede meditar o hacer música o poesía.

Este es el momento de mayor fuerza y poder. Esta fase favorece el cambio o término de situaciones que andan mal en tu vida. Buen período para: Amor: Los sentimientos están más exaltados, por lo que las cosas parecen más grandes de lo que son en realidad. Mente: Aplaza decisiones Salud y belleza: Buen día para cortarte el pelo si quieres tener más cuerpo y volumen.

Éxito, culminación, expresarse emocionalmente, completar y deshacerse de lo que nos lleva a fallar.

El lapso de la luna llena aumenta los poderes de percepción extrasensoriales y es el momento apropiado para realizar las invocaciones de la diosa lunar, los rituales de la fertilidad, las transformaciones, las conjuraciones de espíritus y los hechizos que aumentan las habilidades psíquicas y los sueños proféticos. De acuerdo con el antiguo folklor europeo, el poder de la luna llena también puede transformar mágicamente al ser humano en bestia y a la bestia en ser humano.


LUNA MENGUANTE

El lapso desde la luna llena hasta el último cuarto de la luna nueva. Es el momento apropiado para realizar magia destructora y hechizos que eliminan las maldiciones, los hechizos y malos deseos, para terminar malas relaciones, invertir hechizos amorosos y afrodisíacos, romper con los malos hábitos y adicciones insalubres, desbaratar influencias negativas y disminuir las fiebres y los dolores.

La luna menguante es propicia para todo lo que es expulsión y destrucción de vicios, males, pensamientos negativos, culpabilidades, etc. Es como ir poco a poco recogiéndose hacia adentro, el tiempo de "guardar la cosecha" y deshacerse de lo que ya no nos sirve. LO viejo es barrido para hacer sitio a lo nuevo. Tiempo de inventarios, de sacar los cachureos y reciclar.

Aumenta la espiritualidad. Buen Momento para estudiar, editar, hacer revisiones y limpiezas y sacar la energía negativa. Buen período para: Amor: Terminar relaciones que no deseas continuar Mente: Deshacerte de objetos o asuntos que signifiquen obstrucción. Introspección y Análisis. Salud y Belleza: Descansar y recuperar fuerzas.

Buen período para: Amor: Terminar relaciones que te perjudican o que no deseas continuar. Arreglar conflictos con familiares y amigos. Mente: Hacer meditación y autoanálisis Salus y Belleza: Comenzar regímenes de salud y arreglos dentales. Tratamientos de depilación. Cortarse el pelo si no quieres que te crezca rápido. Tintura capilar.


TERCER CUARTO MENGUANTE

Es tiempo para madurar, disfrutar, expresarse completamente.


CUARTO CUARTO MENGUANTE

Es tiempo para finalizar con los detalles y cabos sueltos.
Respecto a cuál es la fase con mayor poder del todo el mes, éste momento es doble y se halla en la luna nueva y en la luna llena. La luna llena es el momento de máxima energía para actuar hacia "afuera"; la luna nueva es el momento de máxima energía para actuar hacia "adentro". Ambas son períodos de altas energías psíquicas (de aprox. 3 días), aunque de naturaleza totalmente distinta cada una.

Bendiciones!

lunes, 12 de octubre de 2009

NEMESIS: DIOSA DE LA VENGANZA

Némesis, hija de Nix (la diosa noche) personifica la Venganza divina, y por eso se encarga de castigar a quienes caen en la desmesura. Esta desmesura o Hubriz es por ejemplo el exceso de felicidad en los humanos, el orgullo, la soberbia, y por supuesto el desafío a los dioses.

La existencia de esta venganza divina encuentra su explicación en la cosmovisión que tenían los griegos, para quienes el equilibrio (svfrosunh) era lo más importante. Cuando éste se rompía, se ponía en peligro el orden de las cosas, por lo que era necesario el castigo para mantener al mundo tal y como es.

Némesis es llamada tanto diosa de la Justicia como de la Venganza debido a que era la encargada de mantener el equilibrio y, por tanto, castigaba a aquellos demasiado afortunados a la vez que retribuía a los que menos tenían. Precisamente por ello, también se la consideraba la Diosa medidora de la felicidad de los hombres.

Como vengadora no podemos compararla con las Erinias, pues estas actuaban con independencia de los hechos que pudieran atenuar el castigo mientras que Némesis sólo llevaba lo malo a aquellos que se lo “merecían” porque la fortuna les había sonreído.

Tampoco puede ser comparada con Hécate, porque esta vengaba únicamente a mujeres heridas y burladas en su amor.

También como Justicia debe ser diferenciada de Adrastrea, de Temis y de la prole de esta, pues no pretendía solventar los conflictos entre los hombres, sino recuperar el equilibrio existente entre ellos favoreciendo a los desafortunados.

En cuanto a su origen, el mismo es bastante oscuro, atribuyendo los autores griegos su paternidad a varias divinidades. Usualmente, se la hace hija de Nyx y de Erebo, pero también a veces se considera como su padre a Océano en vez de a éste último. Otros, como Eurípides, la consideran hija de Zeus.

La mayoría de los autores, como hemos dicho, la consideran hija de los primeros; Nix y Erebo, u Océano, por lo que se la tiene por una deidad primordial. Esto implica que, al igual que las Erinias, no están sometidas al dictado de los Olímpicos y actúan con total independencia de los mismos si así lo desean. Las Furias, de hecho, se separaron absolutamente de estos, sin embargo Némesis en ocasiones se ponía al servicio del padre de los Dioses, Zeus, ayudándole en sus cometidos.

En cuanto a sus representaciones, Némesis suele ser iconizada con la rama de su árbol por excelencia; el manzano, con una balanza las menos veces o con una espada en su mano izquierda. Siempre lleva una corona y, a veces, la cubre un velo el rostro.

Su culto es similar al de Hades en el sentido de que era una diosa temida y, por ello, reverenciada al mismo tiempo. Debido a ese miedo al castigo de la Venganza su culto se realizaba y se la trataba con mucho respeto.

La descendencia de Némesis es también objeto de discusiones. Usualmente se la considera sin parto, sin embargo una minoría de autores la hace madre de la bella Helena de Troya. Cuenta la leyenda que Zeus se apasionó por su ayudante y la persiguió por todos lados mientras la joven se transformaba para burlar su deseo. Sin embargo, cuando ella se convirtió en Oca, Zeus aprovechó para unirse a ella como Ganso. Entonces, Némesis puso un huevo que Hermes llevó hasta Esparta. Allí lo encontró Leda. De este huevo nacieron los Dioscuros -Castor y Polux- y la bella Helena, a la que Leda adoptó como hija, y quien luego sería la causa de la terrible Guerra de Troya.

Por último, en cuanto a los castigos dados por Némesis, con los mismos pretendía que los humanos no olvidaran que ante toda la suerte o mala fortuna que pudieran tener, sólo los Dioses podían actuar y que, si así lo deseaban, podían quitarles lo otorgado o bendecirles a partes iguales.

Fueron muchos los castigados por ella, pero destacamos entre todos a Narciso, que se vanagloriaba de su belleza y se reía de las muchachas a las que seducía para, después, abandonarlas. Sólo se amaba a sí mismo y las jóvenes, despechadas, clamaban al cielo por venganza.

Tras escuchar sus ruegos, Némesis bajó a la tierra para castigarlo. Aquel día Narciso estaba cazando y debido al ejercicio y al calor, que la propia diosa había provocado, acabó marchando a un arroyo para beber. Todo ello, por supuesto, estaba preparado por la Venganza para que, al ver su reflejo en el agua se quedara enamorado de sí mismo de forma que se quedara allí, mirándose, hasta morir.

Némesis es una Diosa temida enormemente por escupirle a los hombres sus errores y sus excesos en su propia cara y castigarlos por ello.

Bendiciones!