viernes, 9 de octubre de 2009

LOS RITOS FUNERARIOS EN WICCA

La Reencarnación es la creencia en que nuestro espíritu es un fragmento de la deidad, que al morir vuelve con ella y en un periodo de tiempo ese fragmento volverá. En cada venida ese espíritu va adquiriendo conocimientos y cometiendo errores hasta llegar a la perfección, momento en el cual no volverá nunca más. No todos los wiccanos creen en ella. Pero los que si, realizan un ritual al momento del entierro del muerto, normalmente se crema el cuerpo y las cenizas son lanzadas al mar con unas palabras.

RITUAL DE DESPEDIDA I

Este ritual es perfecto para el caso en que la despedida deba retrasarse y efectuarse lejos de donde descansa nuestro ser querido.

Materiales:

Vela, (blanca si es posible) consagrada.
Athame o algo con que marcar el círculo.
Agua (en un cáliz o caldero)
Utensilios que quieras que tu pariente o amigo tuvieran cerca o que simbolicen como quieres despedirlos (por ejemplo una pluma para que su alma se sienta liviana y libre, una carta de tarot de renacimiento, una flor y una carta escrita para la persona fallecida).
Algo que te recuerde a quien ha partido.
Aromas o aceites para el espíritu (sándalo, cedro, roble, o alguno de sus favoritos).
Algún instrumento musical.
Inciensos e inciensario.

Preparación del ritual:

Primero, es fundamental escoger un lugar apropiado. Nosotros los paganos no creemos en que la vida esta en cuerpo físico, por lo que no es necesario hacerlo en un cementerio. Más bien, escoge un lugar donde te gustaría encontrarte con él o ella, o que hubiera tenido un significado especial para la persona.

Si es al aire libre, asegúrate de no causar riesgo de incendio con la vela. Pon todos los materiales cerca de ti, de tal manera que puedas hacer todo sentado.

El incensario debe estar frente al difunto (en caso de estar el cuerpo presente) o al frente del altar y el incienso que se queme debe ser saturnal (mirra, violeta, benjuí, copal, etc.)

Relajarse y conectarse con el entorno es my importante. Sentir el suelo bajo tus pies, imaginar que te crecen raíces y llegas muy abajo en el suelo...y que tus ramas se unen al cielo, etc.

El Círculo:

Traza un círculo a tu alrededor (deja espacio para las herramientas y otros), visualizando como crece una pared de energía por donde pasa el athame.

Palabras de bienvenida a los atalayas o guardianes:

Mirando al Este -->
“Saludos a las fuerzas del Este, guardianes del viento y el aire. Estoy aquí para despedir a _________ y espero que puedan ayudarme y llevar este mensaje a su alma, que ahora esta muy lejos. Les pido que sean testigos de este círculo y que guarden sus fronteras.”

Mirando al Sur -->
“Saludos a las fuerzas creativas del Sur, guardianes de las fuerzas del fuego. Hoy necesito de su valor y de su fuerza para que sostengan mi espíritu durante el ritual y purifiquen mis sentimientos de culpa. Les pido que sean testigos de este círculo y que guarden sus fronteras.”

Mirando al oeste -->
“Saludos a los fuerzas primarias del Oeste, guardianes del agua, la que representa la paz y es paz lo que hoy busco... sumergirme en el agua y dejar que esta acalle mi pena... les pido que sean testigos de este círculo y que guarden sus fronteras.”

Mirando al Norte -->
“Saludos a la torre del Norte, guardia de los elementales de la tierra. A este bosque le pido que me guarde, que reciba al alma de ________ y la acoja entre sus hijos. Les pido que sean testigos de este círculo y que guarden sus fronteras.”

Meditación y dedicación:

Siéntate y medita un rato junto a los recuerdos de tu ser querido, sobre las cosas que compartieron y lo que aprendiste de ella. Luego piensa en las cosas que le gustaría decirte o que a ti te gustaría contarle. Y finalmente, prende la vela para simbolizar su espíritu.

Puedes prender el incienso o quemar la esencia. Luego, reza una plegaria de despedida.

Plegaria de Despedida:

Lo ideal es hace una propia, pero recuerda que es muy importante recalcar las palabras "recuerda" y "camino" para que el espíritu sepa a donde acudir y cómo guiarse en tiempos difíciles.

"Amado ________ este el lugar más hermoso que conozco,
y es aquí a donde he venido ha despedirte.

No pude hacerlo en su momento y quizás tu alma ya esté muy lejos.
Pero mira esta luz, simboliza tu espíritu.
Siente este aroma, ¿lo recuerdas?
Simboliza tu paso por esta tierra.

Recuerda esta luz, espíritu, recuerda.
Recuerda este aroma, espíritu, recuerda.
Mi amor por ti esta conmigo y se queda aquí.

Mi amor, y la luz y el aroma, habrán de guiarte hasta aquí,
mi amor, y la luz y el aroma habrán de ser tu camino,
para que tengas todo un parque por donde volar.

Y si tu alma está perdida, aquí debe estar;
y si tu alma quiere un lugar donde hacerse joven, aquí puede estar.
Y si, en tu próxima vida te sientes sola (o) o deprimida (o), aquí puedes viajar.

___________, este es mi proceso de limpieza.
Sin culpas, pues la tierra acoge mis penas,
el fuego las quema,
el aire te lleva mis recuerdos,
el agua calma mi alma.

Mira que hermoso es ___________ (algo del paisaje donde se realiza el ritual).
¿Qué más hermoso que venir aquí cada día en busca de felicidad y consuelo?

El hecho de no estar aquí en este plano conmigo ______________me entristece.

Pero voy a procurar no sentirme triste, pues ¿no es esto una señal de haber cumplido tu trabajo de esta vida?

Ahora estás libre para seguir adelante. No hay nada que temer, volveremos a encontrarnos. Y eso será un motivo de más alegría.

______________ te envío mis buenos deseos para llevarte a través del Puente.

Que vuelvas en cualquier momento para estar aquí nuevamente conmigo.

Te deseo todo el Amor y Felicidad posibles. Nunca te olvidaré y no me olvides tú tampoco a mi.

Siempre, cuando nos reunamos aquí, serás bienvenido. Siempre que lo desees podrás reunirte con nosotros, pero ahora tienes que partir.

Recuerda que te esperaré en otro tiempo, otro lugar, y quizás bajo otra forma, para reconocerte, recordarnos, amarnos y unirnos nuevamente

Adiós ______________.

Feliz partida, feliz reencuentro.

Los que te quisimos nunca te olvidaremos.

Así sea.”

Cava un pequeño hoyo en la tierra, para ir depositando las cosas que has juntado. Si no puede hacerlos, guárdalos en alguna cajita y luego quémalos.

Termina abriendo tu círculo como acostumbras.


OTRO RITUAL DE DESPEDIDA

Este ritual, como todos, será precedido por los pasos dados en el levantado del templo, la creación del círculo y la invocación a los Guardianes y a la Diosa y al Dios.

Se toca una trompeta o un cuerno en una sola nota, prolongada, y al terminar decimos:

"Toco esta trompeta por ______________.

Los Dioses han venido a buscarte para llevarte al País del Verano Eterno.

Seguramente ya habías cumplido las tareas encomendadas para esta encarnación, y ahora debes volver a las aguas del olvido para preparar tu próximo renacimiento.

Así sea.”

Continuamos diciendo:

Voy a renovar la alianza con los Dioses. Esta vez, mi libación es encomendar a mi querido ______________ a la Gran Madre y al Señor del Submundo.

Así sea.”

Seguimos orando:

"El hecho de no estar aquí en este plano conmigo ______________me entristece.

Pero voy a procurar no sentirme triste, pues ¿no es esto una señal de haber cumplido tu trabajo de esta vida?

Ahora estás libre para seguir adelante. No hay nada que temer, volveremos a encontrarnos. Y eso será un motivo de más alegría.

______________ te envío mis buenos deseos para llevarte a través del Puente.

Que vuelvas en cualquier momento para estar aquí nuevamente conmigo.”

Cogemos nuestro Athame, apuntándolo a un lugar detrás del altar mientras imaginamos que nuestro ser querido está allí y, concentrándonos con todas nuestras fuerzas, intentaremos transmitirle, desde nuestros cuerpos y a través del Athame, todo el amor, alegría y felicidad que sentimos por él.

Este proceso dura unos momentos, señalando su término al depositar en su sitio el Athame diciendo:

“Te deseo todo el Amor y Felicidad posibles. Nunca te olvidaré y no me olvides tú tampoco a mi.

Siempre, cuando nos reunamos aquí, serás bienvenido. Siempre que lo desees podrás reunirte con nosotros, pero ahora tienes que partir.

Recuerda que te esperaré en otro tiempo, otro lugar, y quizás bajo otra forma, para reconocerte, recordarnos, amarnos y unirnos nuevamente

Adiós ______________.

Feliz partida, feliz reencuentro.

Los que te quisimos nunca te olvidaremos.

Así sea.”

Se termina con la “Ceremonia de los Pasteles y las Cervezas.”

Bendiciones!

2 comentarios:

Carmina Garrigos dijo...

Me ha encantado el ritual. Enhorabuena

Carmina Garrigos dijo...

Me ha encantado el ritual. Enhorabuena